El significado del mármol en el arte

El significado del mármol en el arte

Se cree que el mármol blanco tiene fuertes cualidades metafísicas de enraizamiento y calma. El significado la palabra mármol deriva de una obra griega “marmaros”, cuyo significado es piedra brillante. 

El mármol de Carrara tiene la asombrosa cualidad de absorber la luz unos pocos milímetros antes de ser difundida, lo que añade una textura lustrosa y sofisticada.

El mármol blanco frecuentemente se utiliza como piedra limpiadora, a menudo empleada en los campos de la naturopatía y la homeopatía por sus cualidades equilibradoras. El mármol blanco que contiene patrones claros y oscuros proporcionan poder adicional de conectar con los estados intelectuales de la mente y el conocimiento.

El significado y el simbolismo del mármol de Carrara

El mármol de Carrara procede de la ciudad de Carrara, en el norte de la Toscana. Esta piedra única se formó por las conchas ricas en calcita que dejan los organismos marinos al morir. Esos restos depositados forman una piedra caliza que puede quedar oculta bajo capas de roca de varias toneladas. 

El intenso calor y la presión pueden hacer que la caliza se metamorfosee en mármol. El mármol formado a partir de la caliza más pura es el blanco característico de Carrara. Las impurezas, como la arcilla o el óxido de hierro, dan a otros mármoles colores más oscuros.

cantera de marmol de carrara

El mármol de Carrara ha sido apreciado por su belleza y resistencia desde los tiempos del Imperio Romano. Permite que la luz penetre varios milímetros en la piedra antes de difundirse para dar una textura brillante. Esta cualidad especial ha atraído a muchos artistas y arquitectos, como Miguel Ángel, a utilizar esta piedra para esculturas y edificios.

En lo que respecta al arte, la piedra se ha utilizado ampliamente en las esculturas durante siglos, especialmente durante la época de la Antigua Roma.

El mármol de carrara es una de las piedras más populares que han utilizado los artistas para realizar magníficas obras de arte, de las que aún hoy podemos ser testigos.  Esta piedra es un tipo de piedra blanca o gris azulada, de altísima calidad, que sólo puede extraerse en la ciudad de Carrara (de ahí su nombre), situada en la provincia de Massa, al norte de la Toscana, Italia.  

La favorita de los artistas

Esta piedra natural tiene la asombrosa cualidad de absorber la luz unos pocos milímetros antes de ser difundida, añadiendo una textura lustrosa y sofisticada. 

De hecho, la palabra mármol deriva de una obra griega “marmaros“, cuyo significado es piedra de gran brillo. Este material especial desde épocas remotas ha sido muy apreciado tanto por arquitectos, artistas, griegos y romanos, ya que es considerada como un símbolo cultural de alto nivel de tradición. 

La obra de arte más famosa en la que se ha utilizado el mármol de Carrara es el David, obra maestra creada por Miguel Ángel en 1504, que aún puede verse en la Galleria dell’Accademia di Firenze, en Florencia.  La estatua representa al héroe bíblico David, con un peso de más de 6 toneladas y una altura de 5,17 metros.  Se convirtió en una de las obras más célebres y reconocidas de la escultura renacentista, símbolo de fuerza y belleza. 

Otras obras de arte antiguas en las que se utiliza el mármol de Carrara son el Panteón, uno de los edificios mejor conservados de la Antigua Roma, situado en la actualidad.  Otras son la estatua de George Washington, expuesta en el Museo Nacional de Historia Nacional, y El manto de la conciencia, Piétà o Commendatore, de Anna Chromý, situada en la catedral de Salzburgo (Austria).

La subasta de arte más reciente fue la de una escultura de tamaño natural del cantante italiano André Boceilli reclinado en una silla ornamentada y de gran tamaño esculpida en mármol de Carrara cremoso por Gualtiero Vanelli. Se subastó a un empresario estadounidense por 700000 dólares. Se podría pensar que una piedra es una piedra.  

El mármol proporciona un significado de claridad, autocontrol y estabilidad tanto física como emocional. Se utiliza de pureza e inmortalidad.