¿De dónde se extrae el mármol más famoso del mundo?

¿De dónde se extrae el mármol más famoso del mundo?

El mármol de Carrara proviene de la región del mismo nombre, en los Alpes Apuanos, de donde se extrae desde hace milenios.

Pocas industrias en el mundo, si es que hay alguna, tienen un mayor porcentaje de residuos que la extracción de mármol tal y como se hace en Italia, pero los famosos depósitos de Carrara han sido trabajados durante más de 2000 años.

Acorde a declaraciones de los expertos que han examinado las montañas de mármol de esta localidad, la calidad del material que aún queda por excavar es tan grande que Carrara promete abastecer el ritmo actual de la demanda de sus mármoles durante los próximos siglos. 

Cuando la naturaleza creó esta sección de los Alpes Apuanos, formó un almacén de mármol blanco de carrara de una extensión realmente maravillosa. Pues se sabe que existen yacimientos de la mejor calidad del grado de Carrara a una altura de 1.500 metros sobre el nivel del mar. 

Metros de mármol sin conocer

La profundidad exacta es desconocida, ya que los depósitos no han sido investigados a fondo con el uso de maquinaria. Sin embargo, los sondeos realizados muestran que una parte considerable de la formación montañosa de la comuna de Massa, en la que se encuentra Carrara, parece ser totalmente de mármol.

Por otro lado, se cree que en algunos lugares la formación montañosa se extiende hasta 500 pies hacia abajo, sin ni siquiera una capa o empuje de otra piedra. 

Una de las razones por las que la extensión del recurso ha sido hasta ahora meramente adivinada, por así decirlo, es porque gran parte está oculta por grandes masas de escombros, los residuos de trabajos que se remontan a muchos siglos atrás. 

Los canteros de antaño abrían los yacimientos más convenientes en la ladera de la montaña, y gran parte de los desechos caían en los valles. Algunos de estos montones tienen cientos de pies de espesor, y el trabajo de removerlos requeriría tanto tiempo y gastos, que no sería rentable hasta que la formación ahora tan accesible haya sido sacada, y el mármol avance en precio. 

Una piedra natural perfecta

Se dice que el grano del mármol extraído en la actualidad es tan fino como el obtenido hace un siglo, como demuestra la comparación de los bloques con los residuos extraídos de las antiguas explotaciones y su uso en la arquitectura moderna.

Sigue teniendo más reputación entre los escultores que el pentélico, el himetiano o incluso el más fino pariano, tanto por su grano como por el hecho de que se puede moldear con tanta facilidad en estatuas y otras formas. 

En los últimos años, las canteras de Carrara han tenido una producción anual de unas 200.000 toneladas. Suministran la mayor parte del mármol que se utiliza hoy en día en Italia y Europa para la escultura y otros trabajos ornamentales, mientras que, como es bien sabido, una gran cantidad se envía a los Estados Unidos, en bloques en bruto o en forma acabada. 

entrada a cantera de marmol carrara wikimedia

Estos yacimientos son bastante accesibles, sobre todo porque a las principales explotaciones llega ahora un ferrocarril que las conecta con el principal punto de embarque: el pequeño puerto marítimo de Avenza, en el Golfo de Liguria. 

Abasto para Europa y America

Avenza está realmente a sólo tres millas de la ciudad de Carrara, pero las canteras están distribuidas en un área que se extiende varias millas más allá de sus fronteras. La gran ciudad más cercana es Pisa, en el norte de Italia, a treinta y dos millas de distancia. La mayor parte del mármol que llega de las canteras a Avenza se coloca en barcos de vela y pequeños vapores y se transporta a Génova y Leghorn, donde hay extensas fábricas de mármol. 

Estas ciudades son también los principales lugares de envío a otras partes de Europa, así como a América. En la actualidad hay unas seiscientas canteras en funcionamiento. De ellas, más de la mitad se encuentran en Carrara o sus alrededores, unas cincuenta en la ciudad de Massa, y el resto dispersas principalmente en el municipio de Massa. 

Dan empleo a unos 6000 hombres y niños, y son el único sustento de una población de casi 75000 personas en esta parte de Italia. Al igual que en otras industrias antiguas, en Carrara se siguen empleando ampliamente métodos tediosos y dispendiosos. 

Aunque desde hace años se ha inventado la maquinaria de vapor y eléctrica para el corte de la piedra, los italianos siguen utilizando mucho los taladros manuales y emplean libremente los explosivos para extraer el material, de modo que el visitante familiarizado con el sistema en América ve con sorpresa sus anticuados métodos.