Cómo cuidar un baño decorado con piedra tecnológica

Cómo cuidar un baño decorado con piedra tecnológica

Este material es muy resistente, pero también necesita ciertos cuidados.

Los baños, al igual que otras superficies mojadas y húmedas, necesitan cuidados especiales. Lo mejor es elegir una piedra resistente a estos ambientes, como el cuarzo tecnológico

Mantener en buen estado esta piedra tecnológica es muy fácil con unos sencillos pasos que vamos a detallar en este artículo.

Luz, color y cortes

bano con piedra tecnológica

El primer punto esencial es entender dónde no debemos instalar la piedra tecnológica. No debe utilizarse en espacios exteriores expuestos con mucha radiación solar, ni tampoco en interiores donde haya mucha iluminación ultravioleta. Dicho esto, es una opción de primer orden para las encimeras gracias a su carácter funcional y, sobre todo, a su alta resistencia.

En este sentido, dos de las situaciones más agresivas para un material se dan en la cocina: la exposición al calor y el corte de alimentos. En cuanto al calor, la piedra tecnológica es muy resistente, aunque hay que evitar colocar directamente sobre él objetos recién salidos de la placa o del horno. 

Siempre se recomiendan alfombrillas, posavasos acolchados o cualquier elemento de protección. También es importante, a la hora de diseñar una cocina, tener en cuenta dónde irán las tostadoras, las freidoras o los electrodomésticos como los fogones halógenos y los lavavajillas, ya que es fundamental incluir un espacio de ventilación que ayude a dispersar el calor.

En cuanto a los cuchillos u otros utensilios afilados, la piedra tecnológica es un material de batalla. Por ejemplo, el cuarzo tecnológico está compuesto por entre un 93 y un 95% de cuarzo natural, uno de los minerales más duros de la naturaleza. No obstante, siempre hay que evitar dejar marcas utilizando una tabla de cortar.

Sellado y limpieza

Una vez que hemos instalado la piedra tecnológica en una vivienda o espacio público, no es necesario aplicar un sellador o repelentes para el agua ya que el cuarzo tecnológico no es poroso. La nula porosidad también impide la formación de moho y bacterias, por lo que no es necesario aplicar ningún producto especial. También debemos evitar pulir una superficie de la piedra ya que perdería todas sus propiedades.

Para eliminar cualquier resto o residuo, (aceite o grasa, vino, vinagre, limón, refrescos, café, etc.) de la superficie de cuarzo, basta con pasar un paño húmedo impregnado con detergente de pH neutro, aclarar con agua y secar.

A la hora de limpiar, no se deben utilizar decapantes, sosa cáustica, productos con un PH superior a 10, desengrasantes ni nada que tenga una base de cloro. En este sentido, no debemos utilizar limpiadores para el horno o el baño, cera para muebles, jabones aceitosos o desatascadores. 

Tanto en encimeras como en pavimentos, la también conocida como tech stone, tampoco debe limpiarse nunca con productos que contengan ácido fluorhídrico o diclorometano. Si se utiliza lejía o disolvente, debe diluirse y no dejarse en contacto constante con la superficie.

Por lo tanto, si usted es un profesional de la construcción o el diseño, debe aconsejar a sus clientes en la medida de lo posible sobre estos usos para que un material tan atractivo como la piedra tecnológica mantenga su brillo original durante décadas. Si eres un usuario final, siempre debes pedir consejo al fabricante para no cometer errores.